El aforo del olivar prevé una producción de 1,1 millones de toneladas de aceite, similar a la campaña anterior.

Print Friendly

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha presentado en Jaén el primer aforo de producción de olivar en Andalucía para la campaña 2016-2017, que prevé que se recojan más de 5,3 millones de toneladas de aceituna para molturar, de las que se podrán obtener más de 1,1 millones de toneladas de aceite. Ortiz ha explicado que esta cantidad de producción de aceite de oliva es similar al obtenida en la campaña pasada (una variación de apenas un -0,8%) y se sitúa en un 8,6% superior a la media de las últimas cinco campañas. En cuanto a la aceituna de mesa, se espera una producción de más de 379.000 toneladas, un 18% menos que en la anterior campaña.

La titular de Agricultura ha explicado que los resultados “son una estimación y se deben tomar con cautela”, ya que, si bien el aforo cuenta con diversas fuentes y sigue una metodología consolidada durante años, hay factores meteorológicos que todavía pueden afectar al resultado final. Ortiz ha recalcado que estas previsiones “son de gran utilidad para el sector y ofrecen transparencia al mercado”.

Las estimaciones de la Consejería señalan que Jaén, principal provincia productora, superará los 2,48 millones de toneladas de aceituna para almazara y 542.000 toneladas de aceite, lo que supone un incremento del 2,5% respecto a la campaña anterior.

Respecto al empleo, se espera que la producción de aceite de oliva genere en torno a 15 millones de jornales en el campo, sumando tanto las labores de cultivo como la recolección y la molturación de la aceituna, el 35% de ellos en Jaén (más de cinco millones).

Carmen Ortiz ha explicado las circunstancias de esta campaña, marcada por “un buen estado general de los árboles al comienzo de la floración que luego se vieron afectados por unas condiciones meteorológicas desfavorables”. Estas circunstancias fueron, principalmente, las altas temperaturas de septiembre, que afectaron a la maduración y provocaron una menor formación de aceite; y la escasez de precipitaciones, especialmente a finales del verano y principios de otoño, que han supuesto que la aceituna presente un menor calibre.

Carmen Ortiz ha recalcado que esta previsión de mantenimiento de la producción “nos sitúa en una posición de ventaja para esta campaña” y ofrece unas “buenas perspectivas para el mercado del aceite de oliva”, toda vez que el Consejo Oleícola Internacional (COI) prevé un descenso de la producción mundial del 7%, en torno a 2,9 millones de toneladas en total. Atendiendo a los países productores, se estima que el volumen de aceite baje en esta campaña en Italia en un 30%; en Grecia, en un 19%, y en Túnez, en un 29%. De hecho, según los datos del ICEX relativos a exportaciones entre octubre de 2015 y agosto de 2016, España ha superado por primera vez a Italia en la venta de aceite de oliva de Estados Unidos. Para España, el COI prevé una producción de cerca de 1,4 millones de toneladas de aceite.

Mercado y exportaciones

La consejera ha destacado el importante incremento en el valor de las exportaciones de aceite de oliva andaluz en la última campaña. Entre octubre de 2015 y agosto de 2016 se vendieron al exterior 589.000 toneladas, un 2% más que en el mismo período de la campaña anterior, por un valor superior a 2.000 millones de euros, lo que significa un incremento del 9,7%. Estas ventas al exterior representan el 53% de la producción total de aceite de oliva y suponen el 74% del valor total nacional de las exportaciones de aceite (2.744 millones de euros).

Carmen Ortiz ha explicado que “a pesar de la buena cosecha anterior, llegamos al enlace con esta campaña con unas existencias bajas”, en torno a 330.000 toneladas a final de septiembre, un 23% por debajo de la media de los últimos cinco años.

En cuanto al valor, la titular de Agricultura ha recordado que el precio del aceite alcanzó su máximo de los últimos siete años en agosto de 2015 (4,20 euros por kilogramo de aceite de oliva virgen extra) y ha descendido en la pasada campaña, manteniéndose aún así por encima de años anteriores. En septiembre de 2016, el precio del aceite se sitúa en 3,19 euros por kilogramo, un 22% menos que en el mismo mes de 2015 y un 40% más que en 2008.

La consejera ha insistido en la necesidad de impulsar la concentración de la oferta y “seguir implantando prácticas comerciales que promuevan un mayor equilibrio en la cadena de valor del aceite de oliva”. Carmen Ortiz ha recordado que la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, cuyo anteproyecto fue aprobado el 11 de octubre por Consejo de Gobierno, avanza en este sentido al incluir “mecanismos para evitar prácticas comerciales abusivas y mejorar la relación de la cadena”.