DENOMINACIONES Y DEFINICIONES DE LAS DISTINTAS CALIDADES DE ACEITES DE OLIVA Y DE ORUJO DE OLIVA

1. ACEITES DE OLIVA VÍRGENES

Aceites que, habiéndose obtenido del fruto del olivo exclusivamente por medios mecánicos u otros procedimientos físicos aplicados en condiciones que excluyan toda alteración del producto, no se sujetan a ningún otro tratamiento que no sea su lavado, decantación, centrifugado o filtración, excluidos los aceites obtenidos con el uso de disolventes o de coadyuvantes de acción química o bioquímica, por un procedimiento de reesterificación o como resultado de cualquier mezcla con aceites de otros tipos. Los aceites de oliva vírgenes sólo se clasificarán y designarán de la forma siguiente:

a) Aceite de oliva virgen extra. Aceite de oliva virgen que presenta una acidez libre máxima, expresada en ácido oleico, de 0,8º y cuyas otras características se ajustan a las establecidas para esta categoría.

b) Aceite de oliva virgen. Aceite de oliva virgen que presenta una acidez libre máxima, expresada en ácido oleico, de 2º y cuyas otras características se ajustan a las establecidas para esta categoría.

c) Aceite de Oliva virgen lampante. Aceite de oliva virgen que presenta una acidez libre, expresada en ácido oleico de más de 2º y/o cuyas otras características se ajustan a las establecidas por esta categoría. La legislación actual no permite el envasado de aceite de oliva virgen que por sus características organolépticas o su grado de acidez no se pueda incluir dentro de las denominaciones de aceite de oliva virgen extra o aceite de oliva virgen.

2. ACEITE DE OLIVA REFINADO

Aceite de oliva que, habiéndose obtenido del refino de aceites de oliva vírgenes, presenta unas acidez libre, expresada en ácido oleico, de no más de 0.3º y cuyas otras características se ajustan a las establecidas por esta categoría.

3. ACEITE DE OLIVA – CONTIENE EXCLUSIVAMENTE ACEITES DE OLIVA REFINADOS Y ACEITES DE OLIVA VÍRGENES 

Aceite de oliva que, habiéndose obtenido de una mezcla de aceite de oliva refinado y de aceite oliva virgen distinto del lampante presenta una acidez libre, expresada en ácido oleico, de no mas de 1º y cuyas otras características se ajustan a las establecidas por esta categoría. Se comercializan dos tipos del mismo: (Suave) de hasta 0,5º e (Intenso) de hasta 1º de acidez.

4. ACEITE DE ORUJO DE OLIVA CRUDO

Aceite que se obtiene del orujo de oliva mediante un tratamiento con disolventes o empleando medios físicos, o que corresponde, salvo en determinadas características, al aceite de oliva lampante; y cuyas otras características se ajustan a las establecidas para esta categoría, excluido el aceite obtenido por un procedimiento de reesterificación o como resultado de una mezcla con aceites de otros tipos.

5. ACEITE DE ORUJO DE OLIVA REFINADO

Aceite que, habiéndose obtenido del refino de aceite de orujo de oliva crudo, presenta una acidez libre, expresada en ácido oleico, de no más de 0,3º, y cuyas otras características se ajustan a las establecidas para esta categoría.

6. ACEITE DE ORUJO DE OLIVA

Aceite que, habiéndose obtenido de una mezcla de aceite de orujo de oliva refinado y de aceite de oliva virgen distinto del lampante, presenta una acidez libre, expresada en ácido oleico, de no más de 1º y cuyas otras características se ajustan a las establecidas para esta categoría.

 Como resumen, los distintos tipos de aceites de oliva que se destinan al consumo son:

 • Aceite de oliva virgen extra

 • Aceite de oliva virgen

• Aceite de oliva – contiene exclusivamente aceites de oliva refinados y aceites de oliva vírgenes

• Aceite de orujo de oliva.

 ACEITES DE SEMILLAS

Son aquellos que proceden de frutos o semillas en condiciones que permiten obtener un producto bromatológicamente aceptable, obtenidos por extracción por procesos físicos, mediante acción mecánica o disolución por disolventes Los aceites vegetales de semillas no pueden destinarse al consumo si previamente no han sido sometidos a un proceso de refinación. Los aceites vegetales de semillas se pueden comercializar bajo el nombre de la semilla de la cual proceden, siendo los más comercializados en nuestro país los de:

• Aceite refinado de girasol

• Aceite refinado de soja

• Aceite refinado de germen de maíz

• Aceite refinado de pepita de uva

o bajo el nombre de aceite de semillas cuando esté constituido por la mezcla de dos o más aceites procedentes de las semillas antes mencionadas.