Presentación del Sistema de Autocontrol Reforzado Voluntario para Aceites de Oliva Virgen Extra.

Presentación del Sistema de Autocontrol Reforzado Voluntario para Aceites de Oliva Virgen Extra.
Print Friendly

foto presentacion SAR

Isabel García Tejerina ha participado hoy en la presentación, en la sede del Ministerio, de un sistema de autocontrol reforzado para el aceite de oliva virgen extra, promovido por Cooperativas Agro-alimentarias de España, la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (ANIERAC) y la Asociación Española de la Industria y Comercio Exportador de Aceite de Oliva (ASOLIVA).

Según ha explicado la Ministra, este sistema voluntario garantiza que aquellos aceites de oliva virgen extra que superen el control, cumplen con criterios analíticos de calidad más exigentes que los ya muy rigurosos fijados por la legislación vigente.

También ha comentado que el apoyo del MAPAMA a este sistema es un ejemplo más del esfuerzo que se viene realizando para conseguir que los aceites de oliva virgen extra españoles tengan cada vez mayor prestigio en los mercados, tanto nacional como internacionales, incrementando su valor y añadiendo riqueza a la cadena de producción.

A este respecto, García Tejerina ha puesto en valor la suma de esfuerzos de la iniciativa pública y privada para ofrecer al consumidor mayor calidad, garantías y exigencias para nuestros aceites de oliva virgen extra. Así, desde la Administración del Estado se promovió la Ley para la defensa de la calidad alimentaria, que el sector ha sabido aprovechar para amparar el sistema de autocontrol reforzado voluntario, signo inequívoco de madurez de nuestro sector del aceite de oliva.

La Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha subrayado que España es el primer productor y exportador mundial de aceite de oliva, con la mayor superficie de olivar y el mayor número de olivos del mundo. En este contexto, la Ministra entiende que este sector es y debe seguir siendo un referente a nivel internacional por marcar los máximos niveles de exigencia a su producción. Por ello, “tenemos la enorme responsabilidad como país de defender, cuidar y promover la calidad de nuestro aceite”.

A este respecto, García Tejerina ha puesto en valor la suma de esfuerzos de la iniciativa pública y privada para ofrecer al consumidor mayor calidad, garantías y exigencias para nuestros aceites de oliva virgen extra. Así, desde la Administración del Estado se promovió la Ley para la defensa de la calidad alimentaria, que el sector ha sabido aprovechar para amparar el sistema de autocontrol reforzado voluntario, signo inequívoco de madurez de nuestro sector del aceite de oliva.

Dada la importancia de este sector, García Tejerina ha indicado que su Departamento trabaja para mejorar su calidad en distintas áreas, como desarrollo tecnológico, formación, comercialización, desarrollo de la normativa y control de su cumplimiento.

De cara a la presente Legislatura, la Ministra ha avanzado que el Gobierno tiene previsto desarrollar un Programa para la excelencia de la Calidad Alimentaria. Una de sus primeras acciones será el establecimiento de un Convenio de colaboración para la calidad alimentaria y su garantía, en el que se espera contar con la participación de toda la industria alimentaria y la distribución. Según ha puntualizado, el establecimiento de sistemas de autocontrol, por parte de los sectores, será una pieza básica.